Historias que te llegaran al alma: Capitulo 4

Seguidores

lunes, 19 de septiembre de 2011

Capitulo 4

No habia pegado ojo en toda la noche de lo nerviosa que estaba. Creo que a los demas les pasaria algo parecido. Aun asi, por la mañana, estaba llena de energia. Me lave un poco la cara con el agua que alguien me habia dejado, y me puse la ropa del dia anterior. Me encontre con mis amigas al pie de nuestro arbol, y a los chicos al arbol de al lado. Yo estaba muy emocionada, por que por una vez en la vida hariamos algo emocionante de verdad. Por que cuando vives en una ciudad grande, vas al instituto y tal, lo mas emocionante que te puede sucederque haya una pelea en el descanso (de veras, no estoy en contra del instituto ni nada, pero es la verdad). Nevin se acera a nosotros y nos lleva fuera del pueblo, cerca de un bonito lago. Era como en una de esas fotos o esas postales, con el agua cristalina y la tipica cabaña de madera a la derecha. Solo que aqui ademas, gente peleando entre ellos, no solo adultos, tambien gente como nosotros, incluso niños de diez años que manejaban la espada mejor de lo que yo llegare a manejarla jamas. Aunque habia unos cuantos que preferian luchar contra muñecajos hechos de paja. Tambien habia gente practicando con el arco. Nevin nos dio a las chicas un arco y unas cuantas flechas. Luego a lo chicos, espadas y escudos. Me alegro de no tener que coger las espadas. Me recuerdan a las peliculas de terror, como scream donde siempre matan a la gente con cuchillos -brrr, espeluznante- el arco, por lo contratiro me recuerda al canal de deportes. La verdad, es que yo nunca -repito, nunca- he tenido buena punteria. De pequeña, cuando jugaba con mi padre al tenis tenia que ir de un lado a otro a por la pelota. Una vez la cole en el balcon de la vecina del primero. Pero he de reconocer que el tiro con arco se me daba genial. Cuando empèce a tirar no se hiba hacia los lados, ni mas arriba ni abajo. Daba en la diana. No xactamente en el punto central, pero era un buen comienzo. Vero y Miriam tampoco iban mal. A lo mejor con un poco mas de practica... sí, ¿por que no? Podria ser una de las mejores tiradoras de arco. Aun que lo tenia bastante dificil con esa competencia, me tendria que esforzar bastante.Sin que me diera cuenta, Nevin se me hacerco por detras, me sujeto los brazos y me dijo:
- Asi tendras mejor punteria.
Yo solo asenti, sorprendida por el repentino acercamiento entre los dos. Cuando se fue, me di cuenta de que habia contenido el aliento. Uff... si es que es tan guapo. Y esa ropa le favorecia mucho. Cosa que no podia decirse tanto de mi hermano. Pero a el le iba perfecto. Me quedo mirandolo un rato... hasta que se da cuenta. Me giro y sigo practicando. Creo que me he puesto colorada como un tomate. No me extraña. Espero que no se note...
__________________________________________________________
A la hora de comer, nos trajeron unos platos con sopa, que no se que llevarian, pero estaba deliciosa. Sabia un poco como... no se, tenia un sabor unico, que no habia probado antes. Un sabor que no encuentras en casa. Como fue la primera vez que cogi el arco, despues de acabar la sopa, me fui a mi casita, me tire en la cama y me heche una siestecita. Tenia los brazos doloridos. Cuando me desperte, faltaba un rato para el atardecer. Baje, y descubri a mis amigas charlando con chicas de la aldea. La verdad, no me apetecia mucho hablar, asi que me fui a dar un paseo.
Pasearia unos veinte o treinta minutos y descubri un pequeño valle, con otro lago aun que mas pequeño. Y alli estaba el. Nevin. Sentado en la orilla del lago. Intente irme silenciosamente, pero pise una rama y su mirada se clavo en mi nuca. ¡¿Como puedo ser tan torpe?!
- Has descubierto mi escondite -me dijo al fin.
- ¿Perdona?
- Aqui vengo todos los dias desde que era pequeño, a ver el atardecer. Me relaja -suspiro- hasta ahora nadie ha venido aqui excepto yo. Ni si quiera mi hermana. ¿Como lo has descubierto?
- Yo... yo solo estaba dando un paseo -dije un poco cortada.
El se rio.
-No importa. puedes sentarte, si quieres.
-Vale -respondi mientras me sentaba a su lado. Podia notar perfectamente como mis mejillas se encendian. Espero que con la luz del atardecer no se notara.
Nos pasamos un rato en silencio, en un incomodo silencio.
- ¿Sabes que tiene de especial este sitio? -me alegre mucho de que el rompiera el silencio.
- Claro.
- Tiene la mejor puesta de sol de todo el bosque.
- ¿De veras?
- Aja. Para serte sincero, yo tambien descubri este sitio como tu, dando un inocente paseo a los siete años.
Me imagine a Nevin de pequeño, seguro que era una monada. Intente reprimir una risita.
-Este sera nuestro secreto ¿vale? Este es unico sitio donde puedo venir sin tener que escuchar el tintineo de las espadas al chocar, ni la vibracion de los arcos -me puse mas colorada aun. Habia dicho "nuestro secreto" y sonaba tan... personal.
-Vale - respondi.
Y justo cuando se ponia el sol, el y yo nos miramos a los ojos. Dios mio, sus ojos eran tan bonitos. Normalmente las chicas dicen que los ojos mas bonitos son los verdes, o los azules. Antes yo tambien creia eso. Pero sus ojos,  ¡Madre mía! sus ojos eran especiales. Y sin que me diera cuenta, nos acercamos poco a poco, hasta que podiamos sentir el aliento del otro. Entonces cuando sus labios tocaron los mios, cerre los ojos para poder disfrutar mas del momento...








Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

3 comentarios:

  1. o dios mio... me encanta enserio sube mas capitulo porfa jaja esq de verdad me encanta pareces una escritora profesional jajja besoss

    ResponderEliminar
  2. Capitulo 4 completado
    el amor se encuentra cuando menos se espera
    DX regresara pronto a yahoo
    cuidate

    ResponderEliminar