Historias que te llegaran al alma: noviembre 2011

Seguidores

domingo, 20 de noviembre de 2011

Trailer de los juegos del hambre!!


El nuevo trailer de los juegos del hambre ya esta aqui. ¡Que ganas de ver la peli!

video
¿No es fantastico?
¡¡20 de ablir en cines!!

sábado, 19 de noviembre de 2011

Capitulo 10

Nos quedamos un rato mas en el lago pensando que hacer. Como recuperar a los niños, como evitar que Nevin se tenga que ir, como hacer que el nuevo (llamado Bruno) no haga daño a la gente del pueblo, etc...
-Para empezar deberiamos saber cuanto tiempo nos queda hasta que tengas que volver. A partir de ahi deberiamos averiguar para que quiere a los niños y donde los tiene escondidos.
-Si. Supongo que querra a los niños para manipularlos, despues de todo sus mentes son mas fragiles. Ademas ha cogido a los mejores cazadores, supongo que intentara una invasion o algo y...
-¿Y?
-Tiene a los niños para que no disparemos contra ellos, ¡claro!
-Ya, pero no creo que la gente dispara a su propia familia. Podria haberse llevado a cualquiera, y si es tan poderoso como dices, tambien podria dominar la mente de los adultos facilmente.
- No, los adultos estan preparados para eso, ademas, no llegarian vivos al reino.
-¿Por?
-Piensa, imagina que eres buena cazadora. Imagina que te recluta el sacerdote, tu sabes para que, y sabes que al cruzar esas murallas quedaras presa en tu propia mente. No quieres poner en peligro a tu familia, a tu pueblo asi que...
-¿Asi que, qué?
-No se como pensareis en vuestro mundo, pero me apuesto lo que quieras a que a cualquiera que le hicieras la misma pregunta aqui, se mataria antes de llegar al reino. Por eso quiere a los niños. Ellos no se quitarian la vida, son demasiado...inocentes.
-Que crueldad, ¿deberas la gente de aqui se suicidaria antes de llegar al reino? -me estremeci. No estaba acostumbrada a escuchar cosas asi.
Asintio.
-Si, asi no puede servir de ayuda al sacerdote. Si no, estariamos todos muertos en poco tiempo. Aunque nunca habia pasado nada parecido, la gente nunca habia tenido la necesidad de matarse -me respondio, sonriendo tristemente.
Yo sabia lo que pensaba. Seguramente se echaba la culpa a él. Bueno, en parte la tenia, pero no podia dejar que su familia muriese ¿no? Seguramente yo habria hecho lo mismo, si hubiera estado en esa situacion.
Despues de muchas horas pensando, y a veces, besandonos, no se nos ocurrio nada.
-Se esta haciendo de noche -dije levantandome- Deberiamos volver.
-No puedo -me contesto, mirandome a los ojos. Otra vez esa mirada. No lo soportaba- No podria ver a esa pobre gente. No despues de lo que ha pasado.
Me deje caer a su lado. No me gustaba que pensara asi. ¿Y que iba a hacer? ¿Esconderse para siempre?
Le cogi la mano.
-Por favor, -le susurre al oido- por mí.
Me miro un instante.
-Esta bien.
Y despues me beso. Ya habia anochecido y estubimos alli en el lago, al lado de aquel arbol, bastante rato. Cuando nos separamos me falta el aliento. A Nevin tambien, pero aun asi se levanto y tiro de mi.
-Si queremos entrar en el pueblo, -me dijo- sera mejor que nos pongamos en marcha.
Asenti y caminamos por el bosque, siempre cogidos de la mano.
_____________________________________________________
Ya por la noche, en mi cabaña, me acoste en cuanto llegamos. Tenia muchas cosas en las que pensar pero enseguida se me cerraron los parpados. Aunque enseguida los abri otra vez. Un ruido,. Fuera. Debajo de mi cabaña. Y no eran los de las guardias. A esa hora nunca se pasaban por aqui. Como en la noche que vino Nevin, cogi mi arco y los cargue. Me acerque despacio a la puerta.
-Hola.
Me volvi asustada y dispare. Era Bruno. ¿Que mania les habia dado a los chicos de visitarme por la noche? De todas formas no queria saber nada con el. La flecha no le alcanzo, pero casi.
-¿Que haces aqui? -le pregunte con el tono mas desagradable que podia.
-¿Es que es forma de tratar asi a un invitado? -me dijo, burlon.
-Tu no eres mi invitado. Ni si quiera se como has entrado. Quiero que te largues.
-Eso me ofende. No es muy facil trepar hasta la ventana, ¿sabes? Ademas solo he venido aqui a por una cosa. -y poso sus ojos grisaceos sobre mi collar.
Aun lo llevaba puesto
- Solo eso -dijo señalandolo.
-No.
Pense que se le borraria esa estupida sonrisa sobre la cara. Pero no. Es mas, su sonrisa se hizo mas grande.
-Entonces no me dejas mas remedio -dijo acercandose a mi.
Instintivamente, cada vez que el daba un paso adelante yo daba uno atras. La unica flecha que tenia la habia disparado ya. Entonces choque contra la pared. Sin querer, habia llegado al final de la habitacion, muy cerca de la puerta.
-Solo eso -repitio, acercandose mas aun.
No podia respirar, estaba aterrada. Aun estaba un poco lejos, pero me lleve la mano al collar y me dije a mi misma que no lo soltaria.
Cada vez estaba mas cerca. No podia gritar, tenia un nudo en la garganta.
-Ve...vete -fue lo unico que pude decir.
Nego con la cabeza. Ya estaba tan cerca que podia oir su respiracion. Bruno estaba a punto de besarme cuando vi llegar a Nevin, que le aparta de un empujon de mi. Le retuerce el brazo y le dice que se largue. Ni si quiera eso le borra su estupida sonrisa. Pero se larga, no sin antes avisar a Nevin que se arrepentiria por haber traicionado al sacerdote, y que se las pagara.
Estoy preocupada, y Nevin tambien.




Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

lunes, 14 de noviembre de 2011

sábado, 12 de noviembre de 2011

Capitulo 9

 Tal y como habeis votado he añadido un nuevo personaje, espero que os guste.


Aunque pase toda la noche en vela, no consdegui aclararme. Segui hecha un lio y decidi ir a ver a Miriam. A ella le podia contar cualquier cosa, depues de todo. Cuando acabe mi relato se puso a chillar otra vez, o al menos lo intento. Le tape la boca con la mano.
- Calla, esto no sabe absolutamente nadie mas que tu y to. ¿Entendido? -y cuando asintio la solte.
-Jo, chica, si que tienes fuerza. Casi me ahogas. Y respecto a Nevin... ¿Por que estas tan enfadada con el? Yo lo veo muy claro, mira, es un espia solo para mantener a su familia, y aun asi, no te ha hecho daño. Aunque le amenazaron. Y ahora que ha perdido a su hermanita ¿vas tu y le dejas de lado por no contartelo antes? Yo creo que temia tu reaccion, por eso no te lo dijo. Y tenia razon. Pobrecillo.
-Mmmm.... -tenia razon. Despues de todo me lo habia contado.
-Para colmo es casi como si se te hubiera declarado, ya que te ha dicho: "no si eso implicaba hacerte daño".
Tan claro el agua. Y por otra parte se nota que el tambien te gusta, no creo solo estubierais tonteando, en donde quiera que hayais estado.
-Tienes razon -y sin decir nada mas, sali en su busca.
______________________________________________________________
Una hora mas tarde todavia seguia buscandolo. Mire por todo el pueblo, pero no lo veia por ninguna parte. ¿Como podia desaparecer asi? ¿Desaparecer? Y si... No, no teia que ser imposible. ¿Y si habia vuelto al reino? O peor aun, y si le habian llevado a la fuerza y ahora le estaban torturando o algo. Cuando me lo imagine se me encogio el corazon. Y todo por mi culpa, estupida de mi. Tenia que encontrarlo. Sea como sea. O si no, no me lo perdonaria nunca.
Entonces me acorde. Habia buscado todo el tiempo en el pueblo, pero ¿y el lago? Si, tenia que estar alli. No habia otra opcion.
Me dirigi desesperadamente al lago, pero no habia nadie. Al menos no a simple vista. Escuche un ruido y me escondi entre los arboles, trepando a algunas ramas bajas. Siempre me habia gustado trepar. Y le vi. No era Nevin.
Era un chico de nuestra edad, puede que un poco mayor. Tenia unos preciosos ojos grisaceos, como ahora mismo el lago, y era mas moreno que yo. El pelo era ondulado, y de color negro. Sonreia.
Detras de el estaba Nevin, pero en vez de sonreir tenia la misma expresion que anoche. De procupacion y angustia.
Despues el chico cerro la cabaña y se fue, mientras Nevin le dirigia una mirada cargada de odio. Cuando desaparecio en la maleza, se sento al lado de un arbol con cara de preocupacion. Yo baje sigilosamente sin que me viera y me acerque a el.
-Hola -fue lo unico que pude decir. Como no repondia continue- Oye, siento mucho lo de ayer. ¿Estas enfadado? - dije un poco infantil.
El nego con la cabeza y me hizo un gesto para que me sentara a su lado.
-¿Que te pasa? ¿Y quien era ese? -dije, apartandole un mechon de la cara.
-Es el que viene a sustituirme. Yo he fallado en mi mision, por lo tanto, el sacerdote considera que es mejor traer a otro.
-¿Y la gente no...?
-¿Sospechara? Si, seguramente. Pero yo tengo que confirmar la historia. Va a ser mi "mejor amigo" que ha conseguido escapar. Me quedare aqui un tiempo mas, luego... no se que pasara.
Los dos nos quedamos en silecio un rato. Yo no se que decir. ¿Significa eso que se ira? ¿Que esta en peligro?
-¿Y los niños?
-No tengo ni idea. Yo no puedo hacer nada -noto que aprieta los puños- He sido tan estupido al pensar que nos dejaria en paz...
No me gusta verlo asi. Le doy un breve beso en los labios y el me mira sorprendido.
-Encontraremos una solicion, ¿vale? -digo muy bajito.


Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Pagina en Tuenti

Hola!! Como podeis ver, estos ultimos dias he recibido muchas mas visitas, y hay algun que otro seguidor mas. por eso, ¡¡¡Muchisimas Gracias!!! Asiq ue se me ha ocurrido una idea. He visto en tuenti que muchos ponen pag de su blog, asi que hare lo mismo. Pero solo en cuanto llegue a un numero determinado de visitas. Ya lo vereis. Espero que os guste!!!

jueves, 3 de noviembre de 2011

Capitulo 8

-¡¿QUE?! -No puede ser. Con todas las cosas horribles que me ha contado sobre el... es imposible. Creia que estaba soñando. Pero no era asi. Desee no haberlo escuhado, o haber escuchado mal. Desee salir corriendo de alli.
-Antes de juzgarme, o culparme, o cualquier cosa dejame explicartelo al menos -dijo acercandose.
Yo retrocedi. No sabia que hacer. Si era cierto. Si estaba al servicio del sacerdote, yo habia confiado plenamente en el, incluso sin conocerlo. Podria haberme matado. Podria haberlos matado a todos. Pero no lo habia hecho. Decidi darle el beneficio de la duda.
-Vale -respondi despues de una larga pausa.
"Yo, en realidad, naci entre las murallas del reino. Mi familia era una de las pobres del pais, a pesar de que mis padres trabajan muy duro junto con mis hermanos mayores en las mina. Yo era el menor de los 6. Cuando cumpli 6 años, mi hermano mayor de 17 y mi padre murieron en un accidente en una mina. Entonces, sin mi padre, ni mi hermano mi familia no podia ganar casi nada, apenas teniamos para comer dos o tres veces a la semana."
"Cuando estabamos a punto de perderlo todo a causa de los impuestos, el sacerdote me llamo para que lo visitara. Me ofrecio un trato. Si yo venia a convivir con los "rebeldes" y me hacia pasar por uno de ellos, me ganaba su confianza y lo tenia informado, se aseguraria de que mi familia no pasara hambre. Apenas tenia siete años, y veia a mi familia tan.... desesperada, que no tuve mas remedio que aceptar el trato. "
"El trato consistia en la siguiente. Yo le mantendria informado respecto a los habiatntes del bosque y sobre si alguna vez aparecia algun rastro de la profecia que te conto mi hermana cuando llegasteis. "
"Una noche, unos instantes antes del amanecer, sali en marcha, hacia el bosque. Completamente solo. Cuando llegue, estaba mas hambriento, helado y sucio que nunca. Entonces, a pesar de las muchas sospechas que tenia ("¿como a podido un crio de 7 años cruzar la frontera? Seguro que es un espia") la familia de Adalila me acepto con ellos. Al cabo de un año nacio ella, pero su madre murio en el parto. Asi que yo me ocupaba de la casa mientras su padre iba a cazar, practicaba y tal... Pero al cabo de unos años. Cuando yo cumpli los 10 y ella los 3, su padre murio mientras cazaba. Un gran oso lo ataco. Como yo era lo suficientemente mayor como para cazar, o al menos, ayudar a los adultos me dispuse a ayudar a la unica familia que me habia acogido aqui, a pesar de todas las sospechas, que por otro lado, eran totalmente acertadas."
"Sinceramente nunca crei que pudiera existir la dichosa profecia. Hasta que llegaste tu. Tu y tus amigos. Tu y ese collar que llevas puesto."
"Por eso, cuando informe atrves de palomas al sacerdote, me dijo que tenia que traer tu collar, y las demas joyas, a cualquier precio. Que si no lo hacia mataria a mi familia."
"Cuando volvimos al pueblo despues de lo del lago y vi que te marchabas con tu amiga, decidi ir a investigar tus cosas. Yo no queria, de verdad, pero si no lo hago mi familia podia morir. Buscaba tu collar. Cuando me di cuenta de que se darian cuenta de que solo mire en la tuya, tambien revolvi unas cuantas casas mas."
" Cuando le comunique que no habia conseguido el collar, en vez de enfadarse, en vez de amenazarme, lo unico que hizo fue mandarme un mensaje diciendo: no importa. Pense que se rendiria,despues de tono no le iba ha dar las joyas, no si eso implicaba hacerte daño. Pero en vez de eso se ha llevado a los niños. A los mejores cazadores, incluyendo a Adalila."

No sabia que hacer. Nunca le habia visto tan desesperado. Una parte de mi queria consolarlo, besarle como en el lago. Pero otra parte le tenia miedo. Ese chico en el que tanto confiaba era un espia. Revolvio mi "casa" y mis cosas. Pero despues de todo...podria haberme hecho daño. No lo habia hecho, a pesar de que la vida de su familia esta en juego. ¿Que significaba eso? ¿Que me queria? Puede ser. Pero en este momento estoy tan canfusa... De repente, me escuche decir a mi misma, como si no fuera yo:
-Tienes que irte.
Pense que iba a replicar, pero solo me miro. Pero fue con una mirada tan cargada de dolor y de...angustia, preocupacion... No lo se. En ese momento no estaba segura de nada. Tenia que pensar e intentar deshacer el lio de mi cabeza.




Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

martes, 1 de noviembre de 2011

E-mail

Hola a todos!
Os iba a decir que si teneis alguna sugerencia, o cualquier cosa el blog ya tiene E-mail.
historiasquetellegaranalalma@yahoo.es

Capitulo 7

 Como Adalia era normalmente quien tocaba los avisos con el cuerno, Nevim y yo fuimos a su casa, y dimos el aviso por ella. Casi no hablamos en el camino hasta su casa, nunca habia pasado algo asi, no sabia que decir y el estaba muy palido.Yo seguia sin tener muy claro que podria haber pasado. Para colmo, los niños no tenian nada en comun, claro esta, aparte de ser descendientes de los que escaparan al control del sacerdote. No habian dejado ni una sola pista. Ademas nadie los habia visto desde que salieron de casa, por la mañana, asi que nadie sabia nada. De todas formas creo todos saben quien es el culpable (¿es obvio, no?), pero no saben como solucionarlo. Si por lo menos tubieramos una pista... Pero es que no hay absolutamente nada, no sabemos donde empezar.
Bueno si, normalmente los niños van al bosque a jugar asi que empezamos a buscar por alli.  Aun que nos pasamos toda la tarde buscando, junto con los demas habitantes, no se encontro ni rastro de los 20 niños desaparecidos. Lo peor es que a cada instante que pasaba Nevin estaba cada vez mas palido, y mas triste, y mas preocupado. No aguantaba verlo asi. Pero tenia miedo a que si decia algo, fuera a empeorar las cosas.
-Esto es culpa mia -dijo de repente.
-No es verdad. Tu no sabias lo que que iba a pasar.
-Puede ser, pero de todas formas es culpa mia.
-¿Por que piensas eso?
-Porque... -se giro y me miro directamente a los ojos- por que...
-¿Por que?
- Olvidalo, no lo entenderias.
- Pues explicamelo. Puede que yo no este pasando por lo mismo que tu, puede que yo no viva en un bosque, puede que yo no tenga que preoduparme por sobrevivir como tu, pero tengo un hermano. Y me imagino, aunque sea minimamente, como me sentiria si desapareceise.
-Escuchame. No puedo decirtelo. No quiero que tu te metas en esto.
-¿En esto? ¿A que te refieres? -ni que estuviera metido en la mafia.
-Da igual, vamos a seguir buscando.
Y aunque me moria de ganas de seguir preguntandole, sabia que no conseguiria nada, aparte de que se enfadara conmigo, entonces si que no me contaria nada. Asi que decidi seguir buscando, a lo mejor encontrabamos alguna pista, como huellas o algo. Pero como dije antes, no encontramos nada.
En cuanto se puso el sol, volvimos a casa. Se montaron muchas mas guardias, ademas de trampas al rededor del pueblo y casas. Toda seguridad era poca en comparacion con el enemigo. Claro que no se pusieron trampas mortales, por si algun niño conseguia escapar y volver, solo de ruido. Excepto alguna que contenia un polvo de una seta desconocida para mi (eran azul claro, grandes y con manchas amarillentas), que segun escuche, podia paralizar a la gente durante un breve lapsus de tiempo. Yo, por mi parte, solo puse una red, con ayuda de Nevin,  que atraparia a cualquiera. ¿Por que que pasaria si yo en plena noche, me diera por salir? Vale sí, es poco probable, ¿pero y si ocurriera? Pues que entonces me quedaia paralizada y a lo mejor me disparaban o algo.
 Me acoste y me dormi enseguida. Estaba muy cansada despues de la busqueda. Pero despues de unas horas un ruido me desperto. Pense que a lo mejor habia vuelto el ladron, que alguien habia caido en mi trampa. Pero no era eso. Nadie habia caido en la trampa, aun que esta se habia accionado. Dude si debia bajar o no, y decidi que mejor no, por que si alguien subia le dispararia con el arcoque me dejaron para protegerme.
Voy corriendo a la esquina donde lo habia dejado y lo preparo. Escucho que alguien sube. ¡Que tonta soy, podria haber subido la escalera! Tenso la flecha y me preparo para disparar. Pero es Nevin. Bajo el arco y le miro fijamente.
- ¿Como se te ha ocurrido semjante estupidez? ¡Podria haberte matado!
-Ya, ¿bueno pero no lo has hecho verdad? - dice el muy cara dura.
-Pues me has asustado.
-Oye... lo siento ¿vale? -dice un poco mas cortado- es solo que tengo que hablar contigo.
-¿Sobre que?
-Pues...¿recuerdas esta mañana, cuando te deje una nota para reunirnos? ¿Recuerdas que te dije que queria hablar contigo, pero luego no te dije nada importante?
-Si...
-¿Y recuerdas que te dije que yo tenia la culpa de la desaparicion de mi hermana? -Como para no acorarse. Se habia puesto borde y todo. Pero en vez de decirle eso asenti. Estaba empezando a asustarme.
-Vale... pues yo tengo la culpa porque... porque yo estoy al servicio del sacertote.







Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

No Lo Leas

Era una fría y oscura tarde de invierno, estaba un poco mareado. Así que decidí acostarme, no eran más de las seis, pero así lo hice.

Soñe que me encontraba en una larga y oscura sala en la cual abundaban los libros de magia negra y brujería, en ese instante se me vinieron las débiles palabras de mi abuelo Mauricio antes de morir: “no lo leas”, yo no le encontraba sentido a esas pocas palabras, así que decidí explorar la gran sala.

A medida que avanzaba una débil brisa me producía escalofríos, seguía caminando hasta llegar a un camino sin salida y adornada con una estatua de marfil, era muy raro ya que en el suelo había dibujado un tablero de la famosa ouija y en la parte posterior habían dibujado unas palabras escritas en latín o eso era lo que yo pensaba, comencé a leerlas aunque me costaba mucho trabajo…fue entonces cuando escuchaba unas voces de fondo que me decían: Pedro despierta, ¡¡¡¡Pedro quieres despertarte de una vezzzz….!!!!

De repente di un sobresalto y mi madre y yo nos pegamos un chocazo en la cabeza y a
ambos nos salió un gran “chichón”.

Decidí ir esa noche a la discoteca para despejarme un poco con mi amiga Carmen y le conté el extraño sueño, ella no paraba de reírse, en cambio yo no le veía la gracia pues tenía el presentimiento de que algo no muy bueno iba a ocurrir. No paraba de pesar en las dichosas palabras de mi abuelo así que decidí preguntarle a mi padre la causa del fallecimiento de mi abuelo, se quedó muy pensativo durante varios segundos y me dijo que eso ya me lo iría contando con el paso de los años, pero yo le dije que quería saberlo en ese mismo instante, pues una cosa muy extraña relacionada con sus últimas palabras me
estaba ocurriendo y me preguntó que era y de nuevo expliqué mi sueño y se dio la vuelta sin decirme palabra en el resto de la mañana.

Al día siguiente, me enteré de que mi abuela había muerto en un accidente de tráfico cuando se dirigía a mi casa… fue entonces cuando mi padre me explicó la causa del fallecimiento de mi querido abuelo: Había muerto 12 horas más tarde de hacer la ouija pero la causa no se llegó a saber aunque mi padre me dijo también: “no lo leas” y desde entonces mi padre piensa que fue porque él había leído algo que no tenía que haber leído. Yo también lo pensé y en ese mismo instante vi una sombra pasar a mi lado, el miedo me invadió de repente, no podía moverme, quería seguir a la sombra pero algo en mi interior me decía que no lo hiciera, me armé de valor y la seguí, salió de mi casa y me llevó a un lugar en el cual yo nunca había estado, otra sombra pasó por mi lado y sentí un gran escalofrío como el que sentí en aquel sueño tan extraño…la sombra entró en una casa totalmente deshabitada, yo tenía más miedo que antes y sin saber por qué me desmayé y mi cabeza pegó un porrazo contra el duro asfalto de la carretera…

Hacía mucho frío, allí estaba mi abuelo, corrí hacía él pero era imposible alcanzarlo, a medida que corría, su cuerpo se alejaba más y más… y sólo escuché unas palabras que me dijeron: no te comuniques con mi mundo, es muy peligroso, ya lo entendía, todo encajaba, mi abuelo se encontraba encima de un misterioso tablero que era el de la ouija y éste me quería decir que no jugará con esas cosas.

Me encontraba tendido en el jardín todo había sido un sueño y vi que algo turbio estaba asomado a la ventana de la última planta de la casa. Me armé de valor y decidí entrar…me encontraba en la famosa sala y todo estaba ahora lleno de extrañas sombras que se movían con una gran lentitud…estando ya encima del tablero donde pude distinguir las extrañas palabras que mi abuelo me dijo que no leyera, pero no le eché cuenta y las leí, sentía como si mi alma no pudiera con mi cuerpo, estaba muy cansado, sentía como si me rajaran todo el cuerpo, como si me quitaran la vida, y así fue, allí estaba mi abuelo, riéndose a carcajadas, yo no lo entendía pero fue cuando él gritó las mismas palabras que estaban escritas sobre el tablero: “Si vous estez que reler la paser no pooyiez de la vier”, ahora si que lo entendía todo mi abuelo sabía que más tarde o más temprano las leería(pues el ser humano es así de curioso y estúpido) así que dijo que no lo leyéramos para hacer que pareciera que era muy inocente y que quería salvarnos, pero allí estaba yo muerto sin poder hacer nada y mis últimas palabras fueron: “no lo leas”, esperando a que otro tonto lo leyera para reencarnarme en su propio cuerpo….

“…el mayor error de todos fue que la leyenda dice que será castigado todo aquel que
lo leyera, así que desafortunados ya sabéis lo que os espera…”.