Historias que te llegaran al alma: Capitulo 6

Seguidores

domingo, 16 de octubre de 2011

Capitulo 6

Cuando termine de ordenarlo todo ya eran mas de las once. Cuando me desperte a la mañana siguiente, baje y vi que habria una reunion en la plaza. ¿Plaza? Yo no habia visto ninguna plaza, a lo mejor es por que aun no habia paseado mucho tiempo. Despues de todo, seguia siendo nueva en "la Tierra de Nadie". La reunion era a eso de las tres, osea que aun faltaba un buen rato. Apenas eran las nueve. Decidi ir a entrenar un poco y luego me lavaria. Fui al campo de entrenamiento y cogi el arco. Cada vez me acercaba mas a la diana. Despues de dos horas entrenando, me dirgi a mi casa. Es bastante raro por que no habia visto a Nevin alli. A lo mejor estaba investigando lo del ladron que no se llevo nada. O a lo mejor estaria por ahi, dando paseos y descubriendo nuevos lugares donde poder escabullirse. Cuando subi, descubri una carta encima de la almohada. Era de Nevin:
Te espero en el lago a la una para comer, tengo que contarte algo.
Me lave toda ilusionada, y me cepille el pelo.  Despues sali de mi cabaña. Eran las doce y cincuenta. Y no me sabia bien el camino. Me perdi bastante, pero por fin llegue al hermoso lago. Era la una y veinte. Buscaba a Nevin con la mirada. No estaba por ninguna parte. Seguro que se habia ido. Decidi mirar en la cabaña, pero cuando me acerque estaba cerrada con llave.
. ¿Nevin, estas ahi?
Nadie respondio. Volvi al lago y alli estaba. ¿De donde habra salido? Vi que llevaba una cesta y sonreia. A lo mejor fue a buscarme, por eso de que estaba llegando tarde y tal y mientas yo habia llegado. o a lo mejor era el el que llegaba tarde. Bueno, la verdad es que me da igual. Fui a buscarle y descubri que habia algo que olia muy bien. Dado que no habia desayunado (no se que podria comer, aqui me he encontrado siempre con la comida hecha en mi cabaña), y ya debian ser y media, me moria de hambre.
Nos sentamos a la sobra, en un arbol cerca del lago, que estaba detras de la cabaña. Tenia pinta de cerezo, pero las flores no eran rosas sino azul clarito. De la cesta saco comida tipica de alli. Osea, la mayoria verduras. La verdad es que estaba bastante bueno, especialmente cuando vi algo que no habia probado en dias. Chocolate. Desde siempre me habia encantado el chocolate. Todo tipo de chocolate. Crei que aqui nadie lo conoceria en este pais, mundo o lo que quiera que sea donde he ido a parar. En cuanto lo saco, me dijo que era muy, muy escaso (seguramente a la cara de atontada que puse) y por lo tanto muy caro. Y yo, como pensaba que era cierto y le preungute que cuanto le habia costado:
- 10 romblis el pedacito.
-Rom.. ¿que?
-Romblis, una moneda casi sin valor.
- Pero...
-Te he tomado el pelo, aqui hay chocolate para aburrir -dijo riendose.
-Te parece gracioso ¿eh? Muy bonito de tu parte engañarme.
-Si es que has puesto una cara mas rara -dijo intentando contener la risa- da igual, a costado bastantante poco, coge lo que quieras.
-Bueno... -despues de todo, me habia traido chocolate. ¡Chocolate! Cosa que normalmente comia a diario, pero que no habia probado desde que llegue aqui. Al final comi el doble que el. Era chocolate oscuro, de ese amargo, y aunque al principio lo senti raro, me gusto bastante. A mi no me gustaba el chocolate amargo, era chocolate pero... tenia algo distinto. Algo indescriptible pero que hizo me comiera practicamente todo el chocolate.
Cuando termine me acorde de la nota. Nevin estaba tumbado apoyado en el arbol.
-¿Que pasa?
- Nada... ¿que tenias que decirme?
-¿A que te refieres?
-En tu nota.... decias que tenias algo que decirme.
-Eh... si... bueno, no era nada importante -dijo con poca conviccion.
-¿Que pasa?
- Nada, de veras, no es nada importante.
Preferi no seguir insistiendo, parecia que se estaba enfadando.
-¿Aun tienes el colgante del primer dia?
Asenti.
-¿Por?
- Creo que eso es lo que buscaba el ladron.
__________________________________________________________________
Asi estuvimos hablando un rato, hasta que falto mediera hora antes de las tres, y decidimos volver para que depaso, me enseñara donde estaba la plaza.
En realidad era muy mona. Era cuadrada y estaba pavimentada (el unico sitio asi del todo el pueblo) con piedra gris claro. Una gran fuente de agua lucia en el centro, donde habia unos niños jugando. En las esquinas habian unas cuantas flores que no supe reconocer, pero muy bonitas, de todos los colores que te puedas imaginar. A mi las que mas me gustaron fueron una de color rosa palido con cuatro o cinco petalos, como los que dibujan los niños pequeños, pero mucho mas detalladas. Tenian un olor dulzon, pero fresco a la vez. Al final de la plaza habia una especie de auditorio al aire libre, y alli es donde habia un monton de gente. Tambien estaban mis amigos. Y Guille al lado de una chica pelirroja, con el pelo liso y ojos verde oscuro. Tenia su tipica sonrisita tonta, de esas que utiliza cuando necesita un favor o... salir con alguien. Bueno, si yo podia aprobechar este mundo no veo por que el no.
Nevin me guio a treves de la multitud, jamas pense que habria tanta gente viviendo alli.
-No solo hay gente de por aqui, hace mucho que nos dividimos en dos pueblos, pero si hay alguna amenaza de este tipo no reuinimos en uno de los dos pueblos.
-Oye, ¿tu me lees el pensamiento o algo parecido?
- No, pero he visto tu cara al ver tanta gente. Supongo que hoy y durante un tiempo se montaran guardias. Mas de las que ya habia claro. Despues de todo, a no ser que sea algun chiquillo, o algun vecino que necesita comer, puede que sea un espia del sacerdote. Y eso es malo. Muy malo.
-Ya, me lo puedo imaginar.
-Por cierto,¿has visto a mi hermana?
-No la veo desde ayer, cuando volvi a casa. ¿Por que, ha pasado algo?
-Es que hoy no la he visto, y normalmente siempre la tengo que ir a despertar yo.
- A lo mejor a ido a entrenar, o simplemente a dar una vuelta.
-No creo... ademas no la veo por aqui, me dijo que vendria.
-Es normal que no la veas, con tanta gente -el asiente, y parece que se relaja un poco. Yo nunca he estado en este tipo de situacion, por que la unica vez que mi hermano desaparecio fue en el centro comercial cuando tenia cuatro años, y lo encontramos en la zona de los juguetes. Pero estoy es mucho mas distinto. Aqui estamos en un bosque, sin contar con que puede haber un ladron suelto acenchando en cualquier parte. No seria difil esconderse por aqui.
Y entonces sube alguien que, segum me dice Nevin, es el "alcalde". La gente esta contando las cosas que aparentemente han desaparecido, a quienes han robado o revuelto la casa... y un momento antes de acabar la reunion, el alcalde pide si alguien mas tiene algo que decir. Alguien se habre paso entre la multitud, es una mujer joven, morena, con el pelo negro y ojos castaño oscuro y parece estar de verdad muy asustada y preocupada.
-Mi hijo de siete años ha desaparecido. Por favor si alguien lo ve avisenme o traiganmelo a casa. Es moreno, tiene ojos y pelo castaño. No lo veo desde esta mañana cuando se fue con sus amigos -dice practicamente gritando.
En eso, unas quince o veinte personas empiezan a denunciar la desaparicion de sus hijos, todos entre los 6 y 10 años. Cuando me giro a Nevin veo que esta completamente palido. Su hermana tambien ha desaparecido.








Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

4 comentarios:

  1. me encanta esta super bien jajajaja!! pobre Nevin su hermana a desaparecido!! ay espero q la encuentre... avisame cuando subas mas capitulos porfas un beso y suerte!!

    ResponderEliminar
  2. Me gusta!! sigue escribiendo :)
    Tengo ganas de saber lo que pasa,,está emocionante la verdad :)

    ResponderEliminar
  3. Capitulo 6 completado
    desapariciones misteriosas ?
    y todos niños pequeños?
    aver que sucedera
    DX regresara pronto a yahoo
    cuidate

    ResponderEliminar